Sabías que…
16 marzo, 2016
Mayor riesgo de muerte entre las personas con enfermedad de Parkinson que toman antipsicóticos.
29 marzo, 2016
Mostrar todo

Parkinson y demencias.

Danny Echerri Garcés 16 marzo, 2016

 

Mi padre me tiene preocupado, me ha despertado en la madrugada, y asustado grita que justo al lado mío ve animales, y muchos insectos que vuelan por la habitación…estoy agotado… sus movimientos ahora son más lentos, veo que tiembla un poco hasta para caminar, llevo días sin dormir, por eso lo traje, dígame cómo puede ayudarnos.

 

Esta situación no es extraña a los profesionales de la salud, por lo general, se trata de un familiar que está aprendiendo a lidiar con un cuadro de neurodegeneración que se ha instaurado en uno de sus seres más queridos y que finalmente puede llevar a la persona a desarrollar demencia.

La demencia es un término general para nombrar un funcionamiento que se caracteriza por la pérdida severa de la memoria y otras habilidades mentales que interfieren en la vida cotidiana de los que la padecen. Está causada por muchas enfermedades que afectan la estructura y el funcionamiento del cerebro.

A veces se puede pensar que la demencia es una condición con síntomas fácilmente identificables y que para los especialistas es tarea fácil determinar el diagnóstico. A pesar de que esto pudiera parecer cierto, en realidad el tema de las demencias y su diferenciación es muy complejo.

Las dos enfermedades neurodegenerativas más frecuentes en adultos son la enfermedad de Alzheimer (EA) y la enfermedad de Parkinson (EP) y ambas pueden provocar demencia. Clínicamente la EA se caracteriza por la afectación progresiva de la memoria y de otras funciones cognoscitivas, mientras que la afectación fundamental en la EP es motora, aunque siempre es importante recordar los otros síntomas no motores del párkinson que pueden ser igual de importantes en la vida cotidiana de la persona.

A lo largo de las dos últimas décadas se ha profundizado en el reconocimiento de una demencia degenerativa denominada demencia con cuerpos de Lewy. Esta demencia se presenta con una compleja sintomatología que puede llegar a confundirse tanto con alzhéimer como con párkinson. Algunos estudios han llegado a plantear que representa entre un 10 y un 15% de las demencias, lo que la convierte en la segunda forma más frecuente de demencia neurodegenerativa tras la EA.

Las diferencias entre estas tres demencias: demencia tipo Alzheimer (DTA), demencia con cuerpos de Lewy (DCL) y la demencia asociada al Parkinson (PDD) es una preocupación en el campo de estudio de las demencias. Un diagnóstico adecuado garantiza tratamientos más eficaces y evita intervenciones potencialmente dañinas, e incluso mortales, como puede suceder con el uso de antipsicóticos en la DCL.

Síntomas iniciales.

Para diferenciar DCL de la enfermedad de Parkinson generalmente se usa un criterio temporal: si los síntomas de demencia aparecen junto a los síntomas parkinsonianos o transcurre menos de un año entre unos y otros, entonces es DCL. Si por el contrario, la demencia se desarrolla después de un año de aparecer los síntomas parkinsonianos, entonces estaríamos hablando de párkinson y específicamente de demencia asociada a la enfermedad de Parkinson.

Muchos autores hablan de DCL, como una categoría general que incluye a ambas demencias, o sea, a la demencia asociada al parkinson y a la demencia con cuerpos de Lewy ya que el curso de ambas demencias es muy similar en cuanto a síntomas.

En el caso de la enfermedad de Alzheimer, la presencia de síntomas parkinsonianos (temblor en reposo, lentitud de movimientos y rigidez) inclina la balanza hacia DCL o PDD. Además, en las personas con DCL no es extraño que la memoria no se deteriore desde el inicio, al contrario del alzhéimer, donde el deterioro de la memoria es un criterio central desde el comienzo.

Las alucinaciones visuales son también más comunes en la DCL que en la enfermedad de Alzheimer; en la primera suelen estar presentes desde el inicio, mientras que en la segunda aparecen de forma más común en etapas tardías. Además, las fluctuaciones de atención y concentración tan drásticas que padecen los pacientes con DCL no son comunes en la enfermedad de Alzheimer.

Esperanza de vida.

Aunque es un dato en extremo variable, se considera que la supervivencia media para EA es de ocho años después del diagnóstico, mientras que en el caso de la DCL es de 6 años, aproximadamente. La demencia en las personas con párkinson reduce la esperanza de vida. Una investigación encontró que si la demencia aparece antes de los 70 años en estos enfermos, la reducción de la esperanza de vida es significativa, llegando a ser de 4 años a partir del diagnóstico en los hombres.

El doctor examina con detenimiento el caso, el paciente presenta varios síntomas que lo obligan a buscar en sus apuntes para sugerir las pruebas que descarten el posible diagnóstico, no es tarea fácil y él lo sabe: diferenciar las demencias sigue siendo un gran reto profesional.

 

Referencias

Neurowikia. Demencia con cuerpos de Lewy y Enfermedad de Parkinson-Demencia. Disponible en http://www.neurowikia.es/content/demencia-con-cuerpos-de-lewy-y-enfermedad-de-parkinson-demencia

SEN (2008). La demencia asociada al Parkinson reduce la supervivencia – Revista de Neurología. Neurología. Disponible en http://www.neurologia.com/sec/RSS/noticias.php?idNoticia=860

Toribio, A. Z. (2006). Demencia con cuerpos de Lewy: Parte 3. Disponible en http://www.hipocampo.org/demencia-cuerpos-lewy-3.asp

 

Fuente:

Demencia ¿por alzhéimer, asociada al párkinson o con cuerpos de Lewy? Te contamos algunas diferencias.